Resistencia en el flanco débil

agosto 18, 2011

Matar deprisa o La noche de la Scream Queen



Las últimas palabras de Paola Peramo en este mundo fueron un escandaloso ejemplo de redundancia y prosaísmo:

—¡Yo te maté! ¡¡Yo te maté!! ¡¡¡YO TE MATÉEEE!!!

Consecuencia directa, a la postre también definitiva, de su endémica indolencia, ese no haber querido asimilar jamás que hay dos maneras de hacer las cosas, bien o deprisa, y que cada una excluye la otra...



No hay comentarios:

Publicar un comentario