Resistencia en el flanco débil

junio 09, 2009

Poor Brother Maginot




Tanto frío esta noche en la superficie de las sábanas
todas las ventanas abiertas
sístole y diástole achicando oscuridad...


Y aquí lo dejaría si no me hubiese declarado
en guerra contra el haiku
artículo último de la pornomoda
artero zurullo pseudocrepuscular
ya al alcance de cualquier meapilas
como ahora Jiménez Losantos
por un poner
¡y ya es ejemplo!


Tanto tiempo en primera línea de frente
sintiendo el asco y la mierda llover
chuzos de punta sobre el yelmo imposible
sorteando la muerte
afrontando la debacle
el rictus cansado
encarnizada la boca
el alma torcida; hierro de espino
para acabar dando ojos a tamaño absurdo:
cualquier hermano de sangre rebanado
por la metralla de la cagada de un buitre semejante...
¡definitivamente no!
no es de recibo


Quizá mejor alzar los brazos
y entregar las armas
darse a la buena vida de la renuncia
escribir poemas que sólo entenderé yo
o no volver a escribir siquiera
combatir tanta dantesca imbecilidad sólo con silencio...


Eso y cagarrinas eternas para quien gaste su dinero
–casposo pelele inmoral–
en semejante truño... Por supuesto.




9 comentarios:

  1. La capacidad creadora de Jiménez-Losantos es desalentadora ¿Qué publica, un libro cada dos semanas o así? Y de modo renacentista: haikus, historia de hispania, autobiografía (quizá autohagiografía)... todo cabe en su derretido encéfalo.

    Convendrá conmigo que casos como este igualan el acto creativo, tan sobrevalorado, con el acto puramente destructivo, siempre malmirado pero liberador.

    ResponderEliminar
  2. Nooo!
    El Horror, el Horror...

    ResponderEliminar
  3. El Horror sí,... Javi, anota lo de coronelta,... y vislumbra otra opción reaccionaria: Convertirte en el nuevo Kurtz

    ResponderEliminar
  4. Aún con la saca llena de espantos,
    me sorprende comprobar
    cuán imbécil es el Losantos.

    ResponderEliminar
  5. Ramón Sanzjunio 11, 2009

    Me alegro de que alguien por fin carge contra el haiku, esa nueva moda (viejísima, los vanguardistas ya lo practicaron, con poco éxito, hace un siglo)y pretexto perfecto para no decir nada.

    ResponderEliminar
  6. Cuvric, le sigo el razonamiento aunque no lo comparto, no al menos en lo que se refiere al ínclito Losantos, quien es demasiado "diminuto" en tan amplio espectro de sentidos -si no en todos- como para creer que algún día podría llegar a crear/destruir alguna cosa. Todo lo más, lo que ya dije en el truño-poemo: emplastarla de su mierda líquida, y Zygmunt Bauman mirando desde el burladero...

    Coronelta, Sam, a ver cuándo os da por asumir que lo de Kurtz y el Horror al cuadrado y el corazón de las tinieblas somos yo y mi circunstancia empieza a estar ya pasadito de moda, que los nuevos tiempos imponen nuevos iconos, y que ahora mismo la frase molona por excelencia de Apocalypse Now es del Teniente Kilgore: "¡Charlie no hace surf!..." Y demás rojeces.

    Wosss, sabe usted que la saca de los espantos no rebosa nunca, que es como París, que tampoco se acaba, pero sin fiesta, es decir, todo cuesta abajo y hacia el desfiladero.

    Gran honor tenerte por aquí, Ramón, por fin un poeta de verdad entre tanto ditirámbico trasnochado, yo el primero.

    Saludos y mucho Napalm in the morning para todos los que se sepan servir.

    ResponderEliminar
  7. Es que, desde mi más profunda ignorancia, yo siempre pensé que lo meritorio de los haikus era un tema gráfico, de bonitos ideogramas. De ahí, su japonesidad.

    ResponderEliminar
  8. Ya sabemos todos que tú eres más de los de napalm por la mañana...

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, a qué engañarse, no sé si huele o no a victoria, pero desde luego no apesta a marasmo. Con eso me vale.

    ResponderEliminar