Resistencia en el flanco débil

enero 27, 2009

La Biblioteca Von Krolock




No te diré que no añoro

El invierno

Su mar de hielo y nieve ingobernables

La piedra helada y desnuda

En las paredes

De imposible arquitectura

Rezumando humedad gótica

Y el fuego encendido a todas horas

Alimentándose de una leña más vieja que la propia vida;

Preternatural



La última vez que la luz

Del sol

Me quemó la cara

Verdún era una balsa de muerte

Hoy la oscuridad ha invadido el día

Noche eterna para todos

Llueve

En todo momento llueve

La piel de los Replicantes exuda una ligerísima

Fragancia a rebotica con la lluvia



Tengo todo el tiempo del mundo

Para leer

Y hace décadas que no compro libros

Pueden aún encontrarse en el mercado negro

Únicamente releo

Peor que sentirse viejo es saber

Que no habrá tiempo para llegar a muerto

Hace tiempo que todo se impregnó de la acre peste

Del déjà vu

Me sé de memoria todas las páginas

Conozco todas las miradas

Incluida la tuya.



Así que no temas

Sólo será un poco de tu sangre

Lo justo para hacerte mía...